UN CRIMEN ENTRE LA REALIDAD Y LA FICCIÓN

Sala Frederic Mompou, 27 de septiembre de 2012

 

 

Esta es la historia de dos libros, uno de historia, el otro una novela, en los que están contenidos mi vida. El primero tardó casi quince años en ver la luz; el segundo, veinte. Se dice pronto. He escrito otros sobre nuestra ciudad que estudiaban su geografía y su historia, los cambios de los siglos XIX y XX o el fenómeno turístico, pero eran más generales y en ellos quería explicar cómo iba cambiando el aspecto de Castelldefels con el paso de décadas y siglos. En cambio, en estos dos libros el lapso de tiempo que se recorre es pequeño, unos dos años, y, lo que es más importante, aparecen unos crímenes espantosos que sucedieron a pocos pasos del castillo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

PRIMERA PARTE:

 

Cronológicamente, primero viene la investigación histórica sobre el crimen y el libro consiguiente. La primera vez que supe de que se había cometido uno en la casa rectoral fue cuando estudiaba el bachillerato. A un compañero de clase mossen Joan le había mostrado un suelto de la época en el que se explicaba una ejecución y el crimen que la había provocado. No sé por qué, no le hice mucho caso al caso. Años después, en 1985, cuando daba clases en el Escuela de Adultos, un policía me dijo que mossen Joan les había mostrado un suelto que hablaba…

 

Como  tenía que asistir a una conferencia en la Biblioteca de Catalunya, le pedí las fechas de los hechos y de esa manera di los primeros pasos para hacerme historiador y novelista. Con emoción, leí en ejemplares de Vanguardias, Diarios de Barcelona y Correos Catalanes publicados casi cien años antes los nombres de los protagonistas y de los actores secundarios de un drama. Enseguida pensé que eran personas que merecían volver a la vida y que tenía que reconstruir el escenario donde en 1893 ocurrió todo, el pueblo de Castelldefels. Por eso, en el estudio que iniciaba, me preocupé de seguir dos caminos de investigación que tenían que cruzarse y descruzarse: el de los acontecimientos visitando hemerotecas y más hemerotecas, y el de la vida cotidiana del pueblecito donde ocurrieron, lo que me obligó a consultar toda la información disponible que se guardaba en el archivo municipal.

https://www.jorgenavarroperez.com/           ESCRITOR HISTORIADOR PROFESOR FOTÓGRAFO               © 2018 Jorge Navarro Pérez